RED DE EXPERIENCIAS

Nacho Lezcano: decálogo de la salvación

12/05/2011


Palencia mantuvo la permanencia en el Playoff y su entrenador, Nacho Lezcano, analiza las claves de la salvación en un fundamental decálogo para aplicarlo cuando la situación de los equipos se torna especialmente delicada.


Miguel Panadés

Habla Nacho Lezcano desde el conocimiento de lo que significa haber pasado por una temporada especialmente difícil y culminada con un Playoff de descenso que significa una experiencia tan dura como enriquecedora desde el punto de vista deportivo. La estabilidad, la continuidad en el trabajo ha vuelto a ha triunfar y Palencia, una vez metido en situación límite, ha tenido la tranquilidad emocional para saber salir del trance satisfactoriamente. Presentamos las claves, según su entrenador.


  1. Objetivos de club claros, realistas, de acuerdo con el presupuesto.


  2. El éxito o fracaso de las temporadas empiezan en junio o julio, una vez ha finalizado la temporada anterior. No sé en que porcentaje aunque estoy de acuerdo en hablar de 70 o un 80 por ciento de influencia en el acierto a la hora de confeccionar la plantilla. Sabiendo que por presupuesto el club no puede aspirar a jugadores top es importante elegirlos con cualidades personales, de actitud generosa anteponiendo intereses colectivos a individuales, jugadores no conflictivos que puedan provocar desequilibrios en la plantilla.


  3. Es importante confeccionar una filosofía de juego y si bien es importante tener cierta flexibilidad no variarla de manera radical en función de los resultados. El entrenador no puede dar bandazos y debe creer en lo que hace para que los demás también crean en su trabajo.


  4. Roles perfectamente definidos y asumidos por todos.


  5. Importancia del trabajo diario donde ahí no es negociable la máxima exigencia de todos los integrantes de la plantilla desde los jugadores hasta todos los miembros del cuerpo técnico.


  6. Fomentar la unión, el espíritu de equipo especialmente cuando los resultados son adversos, cuando aparecen los desánimos, los nervios.


  7. El seguimiento diario del trabajo del equipo por parte de los responsables del club. Es importante valorar el día a día y no sólo el resultado puntual del partido. En este sentido es fundamental el respeto y el respaldo desde la directiva.


  8. No cambiar jugadores si no es absolutamente necesario. Confiar en el equipo y en los jugadores que lo forman.


  9. El trabajo del cuerpo técnico, unido, sin fisuras, con máximo respeto a la labor de todos y cada uno de los integrantes y máxima colaboración entre todos.


  10. La importancia del entorno y cuando hablo de entrono me refiero tanto al público como la prensa. Hay que tener conciencia de que las opiniones del entorno acaban siempre por influir en el rendimiento de los jugadores, especialmente de aquellos que llevan más años en el club. Por eso merece la pena tener un entorno que apoye al equipo cuando las cosas van mal.



  11. El decálogo del ascenso (Por Jesús Sala)
    El decálogo de Luis Guil
    El decálogo de Lucas Mondelo

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es